RTVE: Entre la independencia y la jibarización

(artículo publicado originalmente en el periódico Diagonal, en junio de 2009)

El 20 de junio acabó el plazo para que los grupos parlamentarios en el Congreso presentaran enmiendas a la Ley de Financiación de la Corporación de Radio Televisión Española, que el Gobierno tirará adelante sin demasiados problemas. El punto estrella de dicha ley es la eliminación total y súbita de la publicidad en los medios de la Corporación. Lo que ha sido una reivindicación tradicional de aquellos que defienden un modelo de radiodifusión pública, independiente y de calidad se presenta al debate con ciertos claroscuros que ponen en duda la nueva norma y la RTVE del futuro.

Parece que con la eliminación de la publicidad el Gobierno español ha querido matar dos pájaros de un tiro: por un lado intenta contentar a los sectores ya citados; por otro, sacia la sed de las privadas que consideraban ‘competencia desleal’ que TVE se lleve una parte del pastel. Sin duda para el Gobierno uno de los pájaros es bastante más gordo que el otro. Las razones que dio Fernández de la Vega en el Congreso subrayan qué pesa más en Moncloa: la intención es “evitar las distorsiones que en el mercado se están produciendo” y “dar más holgura a los operadores en situaciones de crisis y a los trabajadores que tenemos que proteger”. Sin el escándalo que se armaría si se interviniera el sistema financiero con dinero público, parece que las privadas están consiguiendo un buen capote del Gobierno, un capote que en 2008 ascendió a 557 millones de euros.

Lo que no está tan claro es cómo vivirá RTVE sin estos ingresos comerciales que recibe actualmente.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: